viernes, 20 de junio de 2008

Willkommen, bienvenue, welcome im Casting, au Casting, to Casting



Vivimos en un perpetuo casting. Continuamente hemos de demostrar, aunque también es cierto que de vez en cuando podemos agarrar el tridente y resarcirnos de tanta estupidez.

Extranjera sin papeles, mujer desesperada, corre, entra en mi averno, ¿qué darías por ser la seleccionada?
Poder, suculento manjar.

Cambio de roles. Como las reencarnaciones. ¿Qué me tocará esta vez? No sé si frotarme las manos o cobijarme en un rincón.

La vida es una elección constante. Unas veces elegimos y otras nos comportamos como la soltera en la boda, dispuesta a cualquier cosa con tal de agarrar el ramo.

Salta, corre, demuestra. Haz lo que viene a cuento pero también diviérteme. Nos encanta tener marionetas entre las manos.

Un puesto de trabajo, alquilar un piso, buscar un futuro, incluso encontrar el amor. Para todo hemos de ser los mejores.

“Perdone, disculpe, no quisiera molestar... rozo la mediocridad, ¿nunca llegará mi oportunidad?”

Decisiones, elecciones y abuso de poder + buenas actrices + situaciones hilarantes, dan como resultado “Convocatoria de Casting”.
Una obra de la Compañía VeuAdins programada dentro del V Cicle de Teatre a Castelló 08, Fet Ací.

2 comentarios:

doctora dijo...

aqui una victima mas de intentar adivinar que tipo de actriz buscan en cada sorteo, una sobreviviente esquiva a ratos.

un placer leerte

Miss Morpheus dijo...

Willkommen, bienvenue, welcome... Doctora.

Los bebés llegan cuando uno se ha convertido en padre de una niña china.

Las llaves aparecen cuando buscas el monedero.

¿Los objetos se esconden, o acaso saben jugar al gato y al ratón?

Imagino que basta que uno se relaje y deje de cegarse, para toparse con aquello que estaba ante sus ojos desde el principio. (Me ha quedado muy Coelho, por aquello de "El alquimista", pero parece que es así.)

Lo importante es no perder nunca las ganas. Sentirse válido e insustituible. Especial. Y no permitir a nadie que maneje nuestros hilos.

Un saludo