jueves, 2 de octubre de 2008

Filosofía callejera


Hace unos días callejeaba por una zona que desconocía en busca de una oficina de correos. Bajé una cuesta y me topé de frente con la pared de la foto. Iba muy cargada y, como pude, con maneras de malabarista, saqué mi teléfono y tome esta foto. De pronto, miré a mi derecha y me encontré un hombrecillo de esos de la tercera edad que parecen puestos por el ayuntamiento; lo mismo te hacen gestos para ayudarte a aparcar, que se paran a tu lado, en cuanto bajas la guardia, y te comentan aquello que les viene a la cabeza. Se quedó a mi lado mirando la pared y dijo:

- Veo que se ha dado cuenta de que contamos con verdaderos filósofos en el barrio, y por su interés, parece que la filosofía es de su agrado.

Le sonreí y le dije que verdaderamente había llamado mi atención. Continué mi camino, ya más lenta y pensativa, y concluí que el graffiti era cutre y se había cargado la parte trasera de una casa... pero me resultaba agradable por un motivo: no imaginé que a esa conclusión hubiera llegado ni un treintañero ni un cuarentón, sino que, de pronto, un adolescente cargado de egocentrismo, había sufrido una transformación... Ahora veía al otro y le sentía tan único como hasta el momento se había sentido él. Y sobre todo... cargó con un spray y quiso que todos participáramos de su revelación.

A mi me pareció todo un canto al amor.

15 comentarios:

Diego dijo...

Probablemente eso no fue escrito por un adulto, y no precisamente porque un adulto no tenga esas revelaciones, sino porque además ha sido víctima de contra-revelaciones, y si tuviera que compartir las primeras, también se vería obligado a compartir las segundas. Y así queda: neutralizado. Un abrazo.

moderato_Dos_josef dijo...

Me gusta tu conclusión. Viendo como está escrito yo también pienso de la misma forma, sobre todo porque es algo ligero casi como el viento, aunque se carga un poco la pared. Un saludo!

Jose A. Sencianes dijo...

pues si, muy bien escrito y una verdad como un templo. La semana pasada precisamente por Madrid, tb vi una pintada que tuve que copiar en mi cuaderno de acuarelas: "la inspiración existe, sólo tiene que pillarte trabajando". Y que verdad que es!

Vanidoso dijo...

Filosofía en los barrios, por supuesto, dónde sino??

Cuando uno se da cuenta de que está rodeado de seres humanos, y que incluso puede haber alguno, loco él, que desea guiñarnos un ojo, convidarnos fuego o otorgarnos varias noches "inolvidables" de sexo desenfrenado, es allí que llega la revelación, como lo llamas tu.
Nos damos cuenta de que no estamos solos.

Saludos, muy bonita tu observación.

Diego dijo...

Si Quelonio viera esto... Un abrazo.

LILITH dijo...

A mí me hubiera provocado una sonrisa...

FER dijo...

Sí, aunque (comentario descreído), ya aparecerá una persona más única que la anterior, no lo dudo.

Un abrazo

Malvada Bruja del Norte dijo...

Es genial...y lo del viejecito aún más...¿seguro que no era un duende? ¿seguro que no lo había escrito él?

Como ves el otoño te susurra frases que compartes con tod@s nosotr@s. Un beso enorme.

Sacra dijo...

En estos días en los que la mayoría de carteles son para prohibir, una agradece estas declaraciones de amor incontrolado.
Gracias por compartirlo.
Un abrazo.

Arcángel Mirón dijo...

Igual yo me atrevo a una objeción: enamorarse no es amar. No obligatoriamente. Y viceversa.

:)

AlsurdeGranada dijo...

silogismo
=========
Me doy cuenta que eres una persona única
Entonces me enamoro de tí
Descubro que todas las personas son únicas
...Luego me enamoro de todas las personas
(jeje)

Encantado de visitar tu pag.
JR

Miss Morpheus dijo...

Diego: el corazón se daña pero no envejece... y a veces, incluso, somos capaces de olvidar las contra-revelaciones y volver a sentir con la pasión de un adolescente. Y sorprendernos con nuevas revelaciones...
Un abrazo.

..................................
Moderato: ¡No sabes el tamaño que tenía! Pero no molestaba. El fondo ganaba a la forma.
Un saludo

...................................
Jose A.: la gente se siente libre expresándose. ¿Por qué no hacerlo en las paredes? Imposible no verlas y no leer esos mensajes. Una manera de llegar a todos.
Un saludo.

...................................
Vanidoso: Siempre resulta interesante la filosofía de los barrios, de esa gente con la que te cruzas y con la que, a veces, "cruzas" más que una mirada.
Gracias por tu visita y tu comentario.
Saludos.

...................................
Diego: Pues gruñiría, Diego... ¿o quizá sonreiría?
Otro abrazo.

...................................
Lilith: Claro que sí... Ese fue mi gesto. Según me acercaba y lo leía, se agrandaba mi sonrisa.
Un abrazo.

...................................
Fer: Y ojalá que eso ocurra. ¿Nunca has pensado que lo anterior fue un espejismo y que la persona realmente única e importante es la que tienes en ese momento a tu lado? Si sólo existiera una... estaríamos perdidos.
Un abrazo.

...................................
Bruja de pelo malva: Me encantan esos viejitos que viven la vida a su ritmo. Pasean, miran, se inmiscuyen... y tienen mucho que aportar. ¡Ojalá dedicáramos unos minutos de nuestro tiempo a compartir con ellos! seguramente escucharíamos cosas muy interesantes...
Y sí, el viento de este otoño viene susurrando.
Otro beso enorme.

...................................
Sacra: de acuerdo contigo. ¿Cómo prohibir a un adolescente tener un arrebato de amor? La noche les oculta y el día nos muestra sus locuras.
Un abrazo.

...................................
Arcángel: Imagino que un acto de este tipo es más fruto del enamoramiento que del amor. Pero todo se andará, ¿no crees? Para cuando llegue el amor, la pasión no será la suficiente como para que lanzarse a escribir en las paredes...
Un abrazo.

...................................
JR: En el fondo tu silogismo tiene mucha parte de razón. Llámalo enamoramiento, atracción o interés... pero ocurre. Aunque durante esa fase en la que uno está ciego de amor (o enamoramiento), no aprecia esa cualidad en ninguno más que en su objeto de deseo.
Un abrazo.

Diego dijo...

Seguro que un adulto puede volver a sentir con la pasión de un adolescente (nunca dije lo contrario), lo que quiero decir es que no sería capaz de demostrarlo de la misma manera como lo hizo en la adolescencia. Cambian las formas de demostrar un sentimiento, no el sentimiento. Y creo que esas formas cambiantes de demostración se deben a las contra-revelaciones a las que me refiero. Algo nos dice que escribir paredes con declaraciones de amor ya no es la mejor manera de expresión, ¿por qué? Creo que porque hay una experiencia detrás que nos lo impide. Un abrazo.

David C. dijo...

Esta foto esta sensacional. Me permites guardarla.

Miss Morpheus dijo...

Tuya es, David... yo la "robé" de la calle. Pasé por allí y me la llevé en mi cámara.

Un saludo,

Raquel.