sábado, 31 de enero de 2009

Mudarse de casa/ Mudar la piel...

(Me) he mudado. He tomado otra forma, estado, naturaleza... y además he cambiado de barrio. Escuché el otro día que 21 días son los que necesitan las células del cuerpo para morir y regenerarse. Me hago el propósito de volver a ser “aquella yo” para el día 21 de febrero.

Sábado mañana: he salido –paraguas y cámara en mano- a recorrer las calles aledañas a mi nuevo hogar. Me ha llevado unos días, pero al fin logré convertir una fría casa en un acogedor hogar. ¡Brindo por ello! Sonriente, con un gorro calado hasta las cejas y mirada de exploradora, he caminado mirando al cielo y preguntándome por qué anunciaban lluvias torrenciales cuando he tenido que cargar el paraguas y sacar las gafas de sol. Este era mi cielo hoy:



Me encanta mi nuevo barrio. Necesitaba encontrar un lugar que apostara por mí, que me permitiera sentirme ¿feliz? Un lugar por el que pasear curiosa o que me ofreciera la oportunidad de sentarme en un banco a leer una soleada mañana de domingo o dejar pasar el tiempo mirando a la gente, preguntándome acerca de sus vidas, sus temores, sus esperanzas o decepciones, al final, preguntándome sobre el sentido de la vida. Y creo haberlo encontrado (el lugar, claro... no el sentido de la vida):


Me he topado con verdaderos tesoros. A un ser como yo, no podía faltarle una tienda como esta: Pura Magia... ¡y con escoba y todo!:


Ni un lugar que huele a café, té y chocolate:

Una librería antigua en cuyas estanterías se apilan montones de libros usados sin orden ni concierto más que para quien la regenta. Que huele a libro viejo, y a historias, y a personas con inquietudes:


Una librería nueva en la que encontrar libros en versión original (en el escaparate Artemis Fowl: The Graphic Novel, leída en castellano aunque no descarto leerla en inglés. Artemis Fowl, una suerte de adolescente mafiosillo que tiene que vérselas con las nuevas tecnologías de los seres mágicos... Una serie de 5 libros que disfruté de principio a fin... ¡Tiembla, Harry Potter!

Verde floristería frente a la que pararse y preguntarse qué clase de planta es esa o cuál puede ser su esperanza de vida teniendo en cuenta que siempre olvido regar la única planta que adorna mi casa... (He de decir que ella es yo. Cuando estoy decaída o me autocastigo cuidándome menos, olvido regarla. Y sus hojas comienzan a caer lánguidas al mismo ritmo que yo pierdo peso o crecen mis ojeras... Aunque como su dueña, es fuerte y resistente: media jarra de agua y al cabo de las horas sus hojas vuelven a resplandecer. Metro y medio de planta: no está mal)


Le Carte des Vins : un lugar en el que catar vinos y en el que perderse una tarde de viernes mientras eliges el “caldo” que ofrecerás a tus invitados con la cena. Un plan delicioso. Y en una de sus cristaleras frases de personajes célebres asociadas al vino:

Bailo fatal. Creo que mi timidez no casa con el desparpajo. Nunca fui una niña de las que bailoteaban sin cesar, más bien, me asomaba entre las piernas de mi madre y sentía vergüenza ajena (además de un poco de envidia), cuando veía a otras niñas hacerlo. No obstante, si me animara, no me faltaría un lugar en el que “deslumbrar” con mi lenguaje corporal:

Como curiosidad, un comercio dedicado única y exclusivamente a la vida marina. Me temo que esa pequeña tienda se extiende hacia dentro, como por arte de magia, y alucinaría a quien la visitara. ¿Quién puede ver negocio en una tienda así? Aunque no creo que haya demasiadas...

Y por último mi edificio, construido en 1929. Me da que alguno de los vecinos son de la quinta... Y me tranquilizó el casero cuando me dijo: “no, esta parte de la casa está totalmente rehabilitada... se encontraron grietas de tal tamaño que dieron 3 minutos a los vecinos para desalojar y derrumbar toda esta zona. Si se cae algo, es del patio hacia el otro lado...” Encantador mi casero.


Y yo, reencontrándome conmigo misma y disfrutando de este maravilloso barrio y de esta nueva casa, que aunque levantada mucho antes de que yo naciera, estaba esperándome.


10 comentarios:

estoyfataldelomio dijo...

No hablas casi de "tu muda" interior, que creo ha sido la más acertada, después de años escondida tras los ojos del "fantasma" que no dejaba salir tu yo verdadero y que por fín deja entrever todas las cosas dormidas que llevabas en tu corazón.
Precioso barrio. Me encanta Madrid siempre está en mi corazón.
Bss

excereal dijo...

Pocas cosas hay más importantes que tener un sitio en el que sentirte en Casa, sea el sitio donde duermes, al que escapas o al que siempre vuelves...
Me alegro de que hayas encontrado la tuya :)

Malvada Bruja del Norte dijo...

Me encanta tu barrio, tu casa (rezuma antigüedad, pero no vejez...) Y algo me dice que serás muy feliz, porque tus palabras ya saborean ese cambio que a de venir.

Un abrazo guapa!

Arcángel Mirón dijo...

Qué fabuloso. Parece un barrio genial.
Yo necesito con urgencia encontrar mi lugar.

Me alegro por vos.

:)

moderato_Dos_josef dijo...

Es precioso el lugar donde vives, me gusta también como a los demás. pero es que esas fotos son reveladoras y dicen mucho de tu barrio. Dicen: es un barrio envidiable. Un saludo!

Anónimo dijo...

Si existiera la envidia "sana", que creo que no existe, te diría que envidio la vida de barrio, empaparse de la gente y disfrutar "excrutándola", tratando de adivinar lo que piensa, hace o desea cada vecino. Detenerme en pensamientos sobre sus vidas.

Me quedo con la "proeza" de conseguir convertir un piso en un "nido", en un hogar a medida para tí. Que sea capaz de acojer con cariño cada uno de tus estados anímicos.


Dicen que el Feng Shui exige un tiempo bastante más largo del que nos creemos para adaptar nuestro nido a nosotros mismos. Que la mayoría nos precipitamos tratando de hacerlo demasiado rápido.

Date tiempo. Dale tiempo a tu 2envoltorio" a adaptarse a tu dulzura y profundidad..Date más tiempo.


Bonito barrio.


H.

Bzs

Fernando García-Lima dijo...

¡Felicidades!

Me encanta tu barrio :-)

LILITH dijo...

Barrio nuevo, vida nueva... ya verás.

Espero que lo hagas tuyo al patearlo, escudriñarlo y llenarlo de historias.

un beso,

lilith

Majo dijo...

No sabes la envidieja que me ha dado leer esta entrada :$.

Te he visto protagonista de una película estilo Amélie, con todo un mundo de posibilidades ante tí: nuevos espacios, nuevas vistas, nueva gente, nuevas aventuras, historias, inspiraciones...

Incluso me has inspirado tú a mí (aunque eso es menos interesante, jeje).

Suerte en tu nueva vida y exprímela al máximo!

Miss Morpheus dijo...

Estoyfataldelomio: si alguien sabe de mi muda interior, esa eres tú. La guardo para quienes podréis disfrutarla y para quienes saben leer entre líneas. Nuevo barrio, niña, y una nueva Yo que iremos descubriendo poco a poco... en nuestro querido Madrid, claro ¡Verás qué divertido!

Besos.

...................................
Excereal: en este caso es mi casa, pero estoy contigo en que necesitamos encontrar refugios, ya sean físicos o emocionales. Lo importante es que nos hacen sentir cómodos y seguros. Gracias.

Un beso.

...................................
Bruja de pelo malva: estas fotos sólo son una pequeña muestra de la magia que me rodea. Voy con mi varita descubriendo tesoros y haciéndolos míos... Y te aseguro que ello contribuye a mi felicidad.

Un abrazo.

(Me acordé de ti cuando vi la tienda de las brujas...)

...................................
Arcángel: al final se encuentra. Eso sí, hay que cerrar los ojos, desearlo con fuerza y hacer todo lo que esté en nuestra mano para lograrlo.

Un abrazo.

...................................
Moderato: lo es... bonito, acogedor, agradable... Ya sabes que en Madrid contamos con barrios inigualables, aunque los que vivís en las afueras no soléis encontrarles el encanto de los que somos animales de ciudad. ¿O sí?

Un saludo.

...................................
H: creo que eso es lo más importante, que lo que nos rodea sea lo suficientemente agradable como para permitirnos relajarnos y ser capaces de enfrentarnos a esos estados anímicos tan variables y que tanto tememos.

Me daré tiempo. Según cumplo años me vuelvo más paciente. Será que tengo las ideas más claras y no quiero perderme en la búsqueda de mis objetivos.

Gracias por tus palabras.

Un abrazo enorme.

...................................
Fernando: ¡Gracias! En Barcelona también tenéis lugares... uff... la verdad es que siempre me cuesta trabajo volverme cuando estoy allí. Durante unos días me queda "morriña" ¡Será posible!

Un beso.

...................................
Lilith: ni que me conocieras... Cada día es un poco más mío. Cada día hablo con personas nuevas. Cada día descubro rincones. Cada día es un nuevo día que da forma a mi nueva vida.

Un beso.

...................................
Majo: ¿Poco importante inspirar a alguien? ¡Me doy por satisfecha por hoy (y por unos cuantos días) con ese logro!

Y sí... noto que la gente me mira cuando se cruza conmigo... Será porque no es común ver a una persona que camina sola sonriendo y asomándose a callejones, escaparates (haciendo visera con ambas manos), edificios...

Un abrazo (y un placer haberme cruzado contigo... aunque no sea por mi nuevo barrio)