domingo, 3 de mayo de 2009

Mandato

Ray Caesar

Hazlo y hazlo ya. Camina sigilosa, si puedes de puntillas, y comprueba que ni te miras ni te estás siguiendo. Abre la puerta empujando previamente un poco hacia ti. Demasiado tiempo cerrada. Sólo así conseguirás desencajarla. Empuja con fuerza pero no olvides ser muy silenciosa. Déjala entornada, o mejor coloca uno de tus zapatos atravesado de manera que no pueda cerrarse; volverás corriendo y es necesario que te resulte fácil encontrar la salida. No te asustes por lo que veas, no haberlo visto antes no significa que no haya estado ahí y así desde hace tiempo. Cierra los ojos de vez en cuando si te resulta insoportable y continúa tu camino tanteando a tu alrededor: el miedo a la oscuridad, antes o después, será mayor que tu parálisis. Oirás dos latidos: no te asustes, suele ocurrir, tú sabes que es uno con unos segundos de retardo. Las paredes amortiguarán tus golpes cuando ya te encuentres cerca. Gatea si el vaivén te hace perder el equilibrio; vas descalza y tus pies te ayudarán a propulsarte. Asegúrate de vez en cuando que conservas tus herramientas. Toca tu mochila cuantas veces necesites; no puedes llegar al final sin ellas. Tu fuerza será mínima y no lo conseguirás sólo con tus manos, no querrás, te serviría de excusa. Cuando pases por tus recuerdos ya tienes que haberte aislado y bloqueado todos tus sentidos. En los simulacros lo hiciste bien y sé que sabrás hacerlo, pero recuerda: la señal es el líquido viscoso que te envolverá. No des un paso más sin protegerte o ese punto será el final. El bamboleo aumentará y sentirás debilidad: sigue sin mirar atrás. No esperes un cordón perfecto o una unión limpia. Será como un cáncer, con hilos enrevesados, cruzados, pegados entre sí y adheridos a cualquier lugar. Sangre, mucha sangre, y oscuridad, y desesperación. Te llevará tiempo, sí, pero ganarás cada minuto a partir de tu vuelta. Llora, moquea, jadea, grita si lo consideras necesario; una vez en esa cámara profunda nadie excepto tú podrá oírte. Bienvenida a tu averno. No te confundas de lugar. Pasarás por sitios similares pero sabrás que no es el “lugar” porque sonreirás o caminarás más despacio cuando pases junto a ellos. Sus puertas estarán selladas y no son ya peligrosas. Este lugar esta vivo, lleno de olores y sabores que te doblarán de dolor, que te harán dudar, que te licuarán. No desfallezcas. Trabaja como un labriego: corta, limpia, arranca, quítate el sudor y sigue sin descansar. Que no quede nada. Mátalo todo. Seca raíces y brotes (no olvides los brotes, por favor). La sala ha de quedar desierta, limpia, renovada, sin nada a lo que aferrarte. Nada. O revivirá. Tu vida por su vida.

9 comentarios:

Arcángel Mirón dijo...

Genial. Extremadamente dramático.

Majo dijo...

Me ha producido una angustia tremenda, pero está escrito de una forma impecable.

B7s

Malvada Bruja del Norte dijo...

Coincido con Majo, esta extremadamente bien escrito. Sientes angustia, piensas que todo le vaya bien, que lo consiga como en el simulacro...parece que sea un duelo y que sólo hay dos posibilidades: la muerte o la vida.

Diego dijo...

Te has superado en tu estilo, has elevado inconmensurablemente la belleza de tu simbología, la tensión de las imágenes, la angustia del miedo elemental. Me alegra seguir descubriendo estos parajes de tanta literatura y tanta sensibilidad.
Me ha quedado, además, la sensación de que hay una línea que une este texto con los dos anteriores. Un abrazo.

Altan dijo...

Eso es, brotes fuera... y aun así... a veces no los quitas todos.

Respecto a con q me quedo, si mujer, amante, o verdugo, lo primero sería decir: verdugo! Es el único q no lo va a pasar mal en el momento, xq si no hay respeto x ninguna de las dos, tp hay amor, y x tanto, se buscará a otra a la q quiera "tanto" como a ellas. Xo claro, después, pasado el tiempo, vienen las secuelas, así que prefiero cualquiera de las otras dos posturas... el de la mujer más bien, diría yo... él te está engañando, xo tú no estás engañando a nadie, estás completamente limpia y sin remordimientos, no como los otros dos, aunque claro, la amante lo tiene más fácil xa deshacer los lazos xq tp tiene tantos, no hay matrimonio, no hay hijo... Da igual, prefiero seguir siendo la mujer, no quiero volver a hacerle eso a ninguna otra xica. Como ya te dije, no hay que darle bola a este tipo de tíos.

un beso!!!

Fernando García-Lima dijo...

"Bienvenida a tu averno" (!)

Vaya, produce angustia este texto, pero ya lo he leído tres veces...

Anónimo dijo...

Increíble.

Por favor, escribe más.


Me recuerda tanto a Artemis Fowl!!!. Qué recuerdos..

Me encanta esta parte: "No te asustes por lo que veas, no haberlo visto antes no significa que no haya estado ahí y así desde hace tiempo"


Increíble...

Mil besos..

H.

Miss Morpheus dijo...

Arcángel: gracias. Genial es una palabra "redonda". Y en cuanto al dramatismo... siempre se pierde intensidad al tratar de convertir los sentimientos en palabras...

Un beso.

...................................
Majo: cuando lo que vemos o leemos nos remueve internamente es porque algo de lo que hay dentro de nosotros ha encontrado una vía de liberación. Me alegra saber que supiste "leer".

Besos.

...................................
Bruja de pelo malva: todos estamos con ella. Se ha preparado concienzudamente y trata de poner toda su voluntad para conseguirlo. Cruzo los dedos para que no muera en el duelo. La vida... siempre la vida.

Un abrazo.

...................................
Diego: me sorprende que te sorprendas. Que esas palabras vengan de ti, de alguien que escribe de la manera que tú lo haces, de alguien que sabe perfectamente como aislar una parte de su alma, mostrárnosla e impactarnos con unas cuantas palabras exquisitamente escogidas, es todo un regalo. Gracias. Tus empujoncitos consiguen animarme para que este blog siga vivo y no termine apagándose por completo.

Y sí, hay un hilo conductor. En algún momento hay que arrancarse de cuajo el dolor y aprender a convivir con los buenos recuerdos... sabiendo que eso es lo único que nos queda.

Un abrazo.

...................................
Fer: yo también lo releo. Es como una catarsis. Jaleo y animo y así escucho mi voz... Como esos dos latidos que no son más que uno...

Un beso.

...................................
H: hasta que no me lo has dicho no había pensado en Artemis Fowl; es cierto que me lleva a él. Abrir los ojos, esa la clave. Nos duele más darnos cuenta de lo que hay que vivir sufriéndolo a cada segundo. Sin duda ese aviso es necesario.

Mil besos también para ti.

David C. dijo...

darle un poco de suspenso a la vida también la hace interesante.